He escuchado auténticas barbaridades, leyendas urbanas, truquillos del boniato de turno y disparates de todo tipo. Estamos hablando de seguridad y aquí el librillo de cada maestrillo te puede salir muy caro.

Para empezar, tener en cuenta que no se utiliza la misma presión en circuito que en calle, en circuito si metes una presión completamente en frío entre 1.9/2.1 delante y 1.5/1.7 detrás, no tendrás problemas. Ya en pista obtendrás los 0,2/0,3 bares que necesitas con la temperatura de trabajo, para a partir de ahí ajustar según vayamos tanteando.

En carretera, respetar imperativamente las presiones de inflado recomendadas por el constructor de la moto, aquí manda la moto, no el neumático. La presión máxima indicada en el neumático no es en ningún caso la considerada para un uso en carretera, es la correspondiente a su índice de carga. La presión se indica en el manual de la moto o en una pegatina situada normalmente en el basculante o cubrecadena. Si no encuentras el dato, toma como «referencia provisional media» para deportivas y naked 2.25 delante y 2.5 detrás para no más de 90 kg de carga o 2.5 delante y 2.9 detrás para carga máxima. La mayoría de los daños en los neumáticos se producen debido a una presión de inflado inadecuada. Para llevar paquete o equipaje pesado, no olvides subir la presión de  la rueda trasera 0,2 bar.

La presión debe comprobarse siempre con los neumáticos EN FRÍO (más de 2h sin rodar o menos de 3 Km a velocidad moderada). Si la mides con el neumático en caliente -solo ante casos excepcionales- resta 0,3 bares para tener la presión equivalente en frío. Comprueba la presión cada diez días  si usas la moto a diario o antes de cada salida si el uso que das a la moto es esporádico. Lo ideal es tener un manómetro propio, ya que generalmente los que hay en las estaciones de servicios suelen estar descalibrados.

OTROS CONSEJOS INTERESANTES

Antes de comprobar la presión pon la válvula en la parte superior de la llanta mirando para abajo y suelta un poco de aire, así evitarás meter suciedad en la válvula. También recomiendo meter aire de mas y después ajustar con escapes hasta la presión justa.

Utiliza siempre tapón en la válvula para una correcta estanqueidad. A gran velocidad, se puede producir el hundimiento del obús de la válvula por el simple efecto de la fuerza centrífuga, provocando una posible pérdida de presión.

Al estrenar neumáticos, conduce con precaución durante los primeros 200 kilómetros. Este tiempo es necesario para que el neumático se coloque bien en la llanta y pueda alcanzar una adherencia óptima. Los primeros kilómetros de cualquier trayecto debes hacerlos siempre a una velocidad moderada, hasta que notes que el neumático calienta bien y alcanza con normalidad su temperatura ideal de trabajo.

Doctor Pirulo | Joaquín Marín Manjón