Que pasa Cysco ¿Como estas? ¿Donde andas? Hace un mes que espero encontrar algo nuevo tuyo por Facebook, que subes una nueva foto, esperando verte pasar de nuevo con la moto, ese whattsApp que me alegre el día… supongo que debe pasar mas tiempo hasta que asimile todo esto.

whatsapp-image-2016-11-01-at-15-22-46 Seguro que estarás entre los grandes, entregando la mejor de tus sonrisas, hablando con Simonceli de la carrera del fin de semana pasado… Supongo que le habrás enseñado el tattoo que nos prometimos, el de su firma en la muñeca… aunque igual de cerca impone y no se lo has podido enseñar. Yo también cumplí mi parte del pacto, espero que no te hayas mosqueado conmigo por haber tardado en hacérmelo. Igual que espero que a Marco le guste la idea de haber cambiado el nombre en su firma por SuperCYSCO, porque aunque sea la firma se Simoncelli, era una cuenta pendiente contigo, en tu honor llevaré este recuerdo hasta el día que vuelva a abrazarte.

He visitado varias veces ese maldito lugar donde nos dejaste, siempre para buscar una explicación entre lágrimas a porque se tienen que ir siempre los mejores. Sigo sin entenderlo, tal vez, porque no quiera entenderlo o porque el vacío en mi vida es demasiado grande.

El pasado 30 de Octubre fue la última vez, pero en esta ocasión no he ido a buscarte solo, ese día, fuimos muchos los que nos desplazamos para darte el último adiós, tu familia, todos tus amigos y mas de un centenar de moteros. Estuvimos haciendo un sentido homenaje a una de las mejores personas que todos los presentes habíamos conocido en nuestras vidas. Tras la ofrenda floral, guardamos un minuto de silencio en el que parecía que el mundo se había parado e interrumpido, solo al final, por el sonido de los motores que con ilusión esperamos te haya llegado al cielo.

Hoy hace un mes de tu pérdida y es difícil escribirte entre lágrimas, el nudo en la garganta casi no me deja respirar. Parece una locura, pero tan pronto recuerdo cualquiera de los momentos compartidos contigo, vuelvo a sonreir.

Somos muchos los que te queremos, espéranos con paciencia, pues algún día nos volveremos a encontrar. Hasta entonces seguirás haciéndonos sonreir cada vez que estés presente. Un abrazo enorme SuperCYSCO!! Te echo mucho de menos y espero que estés bien.

Pascual Sánchez | C.D. Motonavo