La pasada edición del Festival de la Moto organizado por el C.D. Motonavo en Begijar, cerró una etapa en la localidad que para nosotros será inolvidable. Por ser donde nació y donde se ha desarrollado en sus seis primeras ediciones.

Desde el club se está trabajando para poder materializar el conjunto de eventos que componen el Festival en una ciudad que esté preparada para albergar un evento que por su propia envergadura “no cabe” en su localidad de origen. Se estudiará la posibilidad de realizarlo en una ciudad que esté preparada para acoger el evento en plenas facultades a nivel de hostelería, escenarios y hospedaje. Barajando de este modo la posibilidad de desarrollarlo en ciudades cercanas como Úbeda, Baeza, Linares o Jaén, con quienes se están iniciando los primeros contactos.

Queremos agradecer a todos los vecinos de Begíjar, nuestro pueblo, el cariño y apoyo que  hemos recibido durante todo este tiempo. Tanto el club, como el evento, se han hecho grandes aquí y eso es algo que siempre rezará en su historia. Queremos también comunicar que esto no significa que vayamos a cesar en la organización actividades culturales, lúdicas y deportivas en nuestra localidad. Simplemente ha llegado el momento de organizar pruebas o competiciones que se adapten a las infraestructuras y presupuesto del Consistorio para materializarlas.

Desde el propio ayuntamiento nos comunicaban el pasado Jueves 26 de Octubre una importante reducción en las partidas presupuestarias con las que sería imposible mantener el Festival de la Moto en su actual formato, tanto en condiciones óptimas de seguridad, como ejecución, coordinación y desarrollo de las actividades, un panorama en el que sería inviable ejecutar un proyecto de esta magnitud con plenas garantías.

Ha sido difícil para nosotros aceptar esta nueva situación y tomar esta decisión. Pero en última instancia, motivados por la inestabilidad política y presupuestaria de la localidad, creemos que es la decisión mas sana para no deteriorar la relación entre el club y su localidad con conflictos infructuosos o polémicas baladíes.

Esto supone un nuevo reto y una vuelta de tuerca mas en la agenda del club, donde reinventarse e innovar marcando la diferencia en cada edición del Festival de la Moto ha sido siempre una constante. Se cierra de esta manera un capitulo lleno de esplendor y días de gloria en Begíjar para iniciar una nueva andadura que a buen seguro no defraudará a nadie en su nuevo escenario.