Este almeriense licenciado en Psicopedagogía. Diplomado en Magisterio. Master en Profesorado de Secundaria. Técnico Superior en Comercio Internacional y Marketing, comenzó su carrera deportiva a los 11 años en disciplinas de tierra como el motocross y el enduro, ganando más de 70 trofeos antes de pasar al asfalto a los 14 años. Debutó en disciplinas de velocidad en la Copa Yamaha TZR 125, hizo el Nacional de Criterium con una TZR 80 RR y la Copa Yamaha. A falta de medios para contar con un equipo técnico tuvo que aprender mecánica, para extraer el mismo la potencia de los motores y el máximo rendimiento a sus motos. De la mano de Luis Contreras llegó a ganar el Campeonato de España de R1 en el Circuit de Cheste en el 2001. En 2003 fue Campeón de Andalucía y Campeón de España de la Challenge Yamaha 2003.

En el año 2007 debutó en el mítico Tourist Trophy de la Isla de Man. La Road Race mas prestigiosa del Mundo, desde entonces, ha conseguido 11 réplicas de bronce y finalizar 3 veces entre los 20 primeros clasificados en 6 participaciones. En 2013 se retiró a causa de un incidente en la isla que le destrozó la rodilla.

En 2016 reaparece de manera inesperada participando en la International NorhtWest 200. En 2017 ha vuelto al Tourist Trophy, esta vez, en la categoría TT Zero (motos eléctricas). Ha conseguido su mejor resultado en la isla con una 5ª posición que pone la guinda del pastel a su recuperación como piloto, sacándose de esta manera la espina clavada en 2013.

Un retorno a la Isla de Man para “despedirse de ella” por la puerta grande, esta vez, sin piedra en el camino. Una vuelta con muchísimo valor, no solo el que hace falta para correr esta carrera, sino además, el de hacerlo tras su fuerte lesión y con el añadido de haber participado en la prueba con una moto fabricada íntegramente en su garaje y con sus propias manos. Valores por los que desde el C.D. Motonavo haremos entrega a Antonio Maeso del galardón de Piloto del Año en los premios Motonavo de Honor 2018.

Maeso recoge el testigo de Ana Carrasco, la primera mujer en ganar una carrera del Campeonato del Mundo de Motociclismo en SBK y galardonada con este mismo premio en 2017.